Saturday, November 17, 2007

Dos pájaros de un tiro: 'ponle un bozal a tu hiel'

Una noche de noviembre de 1991, Angelika Rettberg (entonces novísima amiga) me presentó a Joaquín Sabina. Esa noche, entre los jugueteos del también novísmo Inuit (el labrador de un mes de mi hermano) me descrestó Eclipse de mar. Siguieron semanas de deseo hasta que donde Saul, en la 19 (o tal vez en Sanandresito) mi hermano encontró el doble de Joaquín Sabina y Viceversa que se sumó a mi naciente colección de los también recién nacidos compactos. Oyendo y oyendo a Sabina creí encontrar de nuevo ese Serrat que ya casi había perdido del todo por mi descuido pero también por su culpa. Bienaventurados y Material Sensible no me habían gustado del todo. Sentía que los textos tenían versos muy largos y poco cantables, que no había melodías memorables, que sus canciones se comenzaban a parecer mucho entre sí. Le echaba la culpa al alejamiento de Ricard Miralles y el miércoles, reconocer sus filigranas en el teclado me produjo una inmensa alegría. Me acerqué lo que pude a Sabina, encargando sus discos y comprando otros en viajes ocasionales ya que estos fueron totalmente desconocidos en Bogotá hasta que a comienzos del nuevo siglo comenzaron a venderse. Me sentía un gourmet de la canción disfrutando y compartiendo en cassettes Besos con sal, Mas de cien mentiras, Medias negras, Aves de paso y muchas más. Encontraba sin embargo que ser proselito de Sabina no era fácil, que Bogotá era mil veces más provinciana que hoy y que las miradas críticas al amor y a la vida que nos proponían sus canciones no calaban en una ciudad mayoritariamente encaprichada con Soda Stereo y el neo-vallenato. Y volviendo al comienzo, Inuit murió en enero, su compañera Nain anteayer. Hoy, escribiendo esto, 'sin sus ladridos' y reconstruyendo el concierto del miércoles en el Coliseo del Campín desde la colecciones de Cds mia y de mi hermano, me satisface constatar que aún puedo llorar.

3 Comments:

Blogger Oscar Fernando said...

profesor, saludos cordiales:

Conoci a Joaquin Sabina Hace Mas o Menos un Año y comparto el mismo gusto que Ud. profesa por este gran artista. tambien fui al concierto, donde sinceramnte quede sorprendido al encontrarme con rockeros con los cuales coreabamos todas las canciones de Sabina y de Serrat... una lastima no habernos encontrado alla para hablar del curso y de la filosofia que emergia de estos dos cantantes....

profesor, no siendo mas me despido deseandole que le vaya muy bien.

2:44 PM  
Blogger Oscar Fernando said...

profe, que pena otra cosita mas:

conoci a la banda sinfonica del rock y me parecio interesante el concepto que elloos manejan... por eso lo recomiendo para que sumerced de pronto lo incluya en una reseña

que este muy bien

3:00 PM  
Blogger Raquel said...

Ay ay ay, Sabina... imprescindible.
Un abrazo

7:55 PM  

Post a Comment

<< Home